Vivienda

Elegir compañero de piso

Three young men moving into to new house

Compartir el piso es algo que desde siempre es lo más frecuente entre jóvenes,  que sobretodo  están estudiando lejos de casa. Es lo ideal para poder bajar costos pero también tiene sus inconvenientes. Elegir el mejor compañero de piso no es simple y las sorpresas desagradables no son raras. El punto es minimizar la posibilidad de problemas con un buen trabajo previo.

Tener clara coincidencia en el estilo de vida es clave. Por ejemplo, una persona que tiene un grupo musical y practica en casa varias horas, no es compatible con alguien que estudia en silencio. Una persona de vida religiosa no es compatible con alguien que bebe alcohol a diario y fuma marihuana casi todos los días. Un simple interrogatorio nos puede servir en este sentido.

Las referencias son importantes, pero pueden falsearse. Comprobemos, de todas formas, lo más posible. Las redes sociales son una ayuda enorme que antes no se tenía. Visitar su Facebook, por ejemplo, nos permite ver con quien se relaciona y más o menos en que términos.

Si el contrato de alquiler esta a nuestro nombre, siempre hay que tener un mes de reserva por si preferimos que se mude un compañero que no nos ha gustado. Que no sea ese el impedimento y la vida se vuelva una pesadilla.

En lo personal me parece ideal compartir con gente que conocemos. Ya sea de la facultad, familia, lo que sea, pero que tenga “trazabilidad” (término muy usado hoy día, aunque con otros fines) comparable por mucho tiempo.

  • http://www.promontjuic.com/venda.php?idioma=es Casa Celra

    gracias por darnos este tipo de información y esta información nos ayuda mucho. voy a visitar este sitio otra vez …..