Finanzas

El zombi es un reflejo del temor económico

Zombie

La publicación electrónica Slate desarrolla una curiosa tesis que creemos debería ser incluida en los cursos sobre finanzas: que el boom de la figura del zombie que vivimos es un reflejo de los miedos económicos que vivimos.

El auge de productos como The Walking Dead o las versiones de novelas de Jane Austen  con zombis son parte del mismo deseo de exorcizar los temores que tenemos sobre la economía. Muy particularmente, esta camada de los zombis sería un reflejo del temor de los trabajadores cualificados de no tener más sitio en la economía moderna.

La Crisis que nos ataca tiene poco de Apocalipsis zombi, pero se parece a las nuevas series, películas y libros sobre zombis en que cuestiona la utilidad de los trabajadores cualificados (en particular de los llamados “blue collars”) en la planta productiva actual.

Abogados, financistas, informáticos, consultores… Son los primeros en caer tras la invasión de los muertos vivientes, del mismo modo que tras la caída de las financieras y el estallido de la Crisis inmobiliaria, los primeros en caer fueron aquellos en puestos especializados.

De la misma manera que en el universo zombi, policías, obreros, carpinteros y otros miembros del trabajo no cualificado y de los oficios más tradicionales rescatan al mundo del caos con sus habilidades manuales y físicas,  la esperanza de la recuperación económica se centra en la fuerza de trabajo para revitalizar la planta productiva y el consumo. En The Walking Dead, el líder de un grupo de sobrevivientes es un sheriff, y quien salva los mayores problemas de logística, un mecánico.

Preferimos no extendernos y hacer un símil entre el virus zombie y los despidos en España…