Euríbor

El sector inmobiliario español tardará de seis a siete años en recuperarse

real estate

El mercado inmobiliario español tardará entre seis y siete años en recuperarse de la actual crisis que atraviesa debido al elevado ‘stock’ de viviendas existente y al exceso de oferta en el mercado, según declara un informe sobre economía europea elaborado por la agencia de calificación Standard & Poors (S&P): ” Las condiciones del mercado inmobiliario español siguen reflejando una sobreoferta significativa”. Además, el sector vivirá un periodo de ajuste extendido con rebajas en los precios de la vivienda hasta 2012.

La agencia, que cita cifras de la firma Acuña y Asociados, recuerda que a finales de 2008 España contaba con un parqué de 1,6 millones de viviendas en venta o en proceso de construcción. Teniendo en cuenta que la demanda estimada de viviendas anual alcanzó las 233.000 unidades en 2008, está prevista en 218.000 unidades en 2009 y en una media de 220.000 unidades al año durante los próximos años, “el sector inmobiliario español podría tardar seis o siete años en recuperarse”, asegura.

La agencia recuerda que los precios de la vivienda han descendido un 8,2 por ciento en el segundo trimestre de 2009, según el INE y un 8,3 por ciento según Tinsa, y que las hipotecas evolucionan también a la baja con un retroceso del 14,4 por ciento en julio en términos interanuales, una contracción que refleja “tanto el endurecimiento de la distribución del crédito por parte de los prestamistas españoles como mayor cautela de parte de los prestatarios”.

España e Irlanda las más vulnerables a la subida de tipos
No obstante, el sector ha encontrado un punto de apoyo en el descenso de los tipos de la zona euro, pero el elevado nivel del desempleo junto con la crisis económica, “siguen pesando duramente en el mercado inmobiliario”. Sin embargo, este alivio proporcionado por la política monetaria podría finalizar si el BCE decide comenzar a subir tipos en 2010 para dar aire a la recuperación económica europea. En cuyo caso, España e Irlanda podrían sufrir una recaída adicional si se endurece la política monetaria, ya que son los países donde los excesos de oferta inmmobiliaria hacen más difícil la recuperación del mercado: “Una subida en los tipos de interés podría penalizar a los poseedores de hipotecas debido a que el 80 por ciento de las hipotecas en ambos países se conceden a tipo variable”, afirma el estudio, que destaca que esto podría hacer la recuperación “más difícil”.

S&P sitúa en la primavera de 2010 el inicio del cambio de orientación en la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE), teniendo en cuenta un escenario de mejora de las grandes economías europeas, lo que sitúa los tipos de interés en el 1,5 por ciento tras una subida de 50 puntos básicos a finales del año que viene: “Dichos incrementos, aunque modestos, no ayudarán a los mercados inmobiliarios español e irlandés”, aclara S&P, mientras que para otras economías europeas, como la francesa, supondrá un “aterrizaje suave”.

La agencia prevé para España una contracción del PIB del 3,6 por ciento en 2009 y del 0,6 por ciento en 2010, siendo la economía española y la irlandesa (-2 por ciento) las únicas de las grandes potencias europeas en cerrar 2010 con crecimiento económico negativo. Así, señala que en ambos países los retrasos en los pagos de las hipotecas han crecido de manera marcada debido a la existencia de una burbuja inmobiliaria más acusada, y a la mayor afectación de la actividad económica y el empleo por su elevada dependencia de la construcción. De hecho, S&P vincula directamente el elevado desempleo con el incremento de los retrasos en el caso español, y así asegura que los elevados niveles de paro han contrarrestado los efectos beneficiosos sobre los impagos derivados de los recortes de los tipos de interés.

Etiquetas: