Finanzas

El precio del petróleo podría subir hasta un 30%

Oil price rise graphic

Nuevas tensiones con Irán podrían elevar el precio del petróleo, y cortar las aspiraciones de recuperación de Estados Unidos, a la par que agravarían la situación económica en la eurozona. Se produzca o no un conflicto bélico entre Occidente y la nación persa, el panorama es el de un nuevo encarecimiento de los combustibles.

Nada dispara los más negativos aspectos de las economías que el alza del crudo, tal y como lo enseñan los cursos de finanzas. El Fondo Monetario Internacional ha advertido el día de ayer sobre las consecuencias que tendría un cese de las exportaciones de crudo de Irán sobre las economías de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Según el FMI, de cesar las exportaciones de crudo de Irán, y de no incorporarse otras fuentes de suministro, el precio del barril de crudo se incrementaría entre un 20% y un 30%.

Según recoge un informe del FMI sobre el encuentro del G-20 celebrado el fin de semana pasado en México, los precios del petróleo, ante un recrudecimiento de las tensiones en Irán, y un cese total de sus exportaciones, el precio del barril “aumentaría entre 20 y 30 dólares respecto a los precios actuales”.

Ante las negativas de Irán de cesar en su desarrollo de un plan nuclear y su amenaza de que bloqueará el Estrecho de Ormuz, ya se habla de un nuevo precio para el barril de crudo: una escalada que lo llevaría de los poco más de 100 dólares actuales a los 125 (de iniciarse un conflicto en el Estrecho), y hasta los 200 dólares si las tensiones devienen en intercambios armados.