Vivienda

El precio de la vivienda es una consecuencia de la crisis y no una causa

El precio de la vivienda es una consecuencia de la crisis y no una causa

Según afirmaciones de José Manuel González-Páramo, miembro español del Comité Ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE) el precio de la vivienda “es un reflejo más que una consecuencia” de la crisis internacional.

González-Páramo afirma que el repunte de precios es una “consecuencia” con la que hay que vivir a día de hoy y “hace muy vulnerable al sistema financiero”.

Según él las políticas macroeconómicas y fiscales poco cualitativas permitieron que se corrieran más riesgos de los debidos.

Tras las conclusiones de esta crisis y pensando en un futuro, González-Páramo destaca la necesidad de llevar a cabo un política monetaria que asegure la estabilidad de precios con políticas que tengan en cuenta los precios, pero también pensadas a medio y largo plazo.

Por otro lado, ha resaltado la necesidad de que la política fiscal sea más restrictiva que en el pasado en momentos buenos del ciclo, y ha asegurado que España es el ejemplo “más palmario” de la atención que hay que prestar a la evolución de los ingresos, sobre todo cuando están muy ligados a un sector, como ha ocurrido con la construcción.

También ha recordado que la crisis ha constatado un hecho y es que un tratamiento fiscal “excesivamente beneficioso” para la vivienda puede generar efectos “no deseados”, sobre todo cuando no se da un tratamiento fiscal “especialmente favorable” a la transmisión, que sí podría estabilizar los precios en nivel “razonable”.

De la misma forma, ha resaltado la importancia de dinamizar el alquiler como alternativa a la compra.

Para concluir, ha asegurado que la economía se encamina a una nueva “situación normal” en la que las tasas de crecimiento serán más “volátiles”, primas de riesgo más elevadas, menos dinamismo en el precio de los activos, en particular en vivienda y una actitud macroeconómica más “prudencial”.