Finanzas

El oro: un refugio seguro que supera los 1.000 doláres por onza

oro

Cuando todas las previsiones fallan, y la incertidumbre se vuelve moneda corriente (en este momento debido a los resultados más bien opacos de las medidas anti crisis en Estados Unidos, el temor a la inflación y el impacto sobre la economía de una nueva suba en las materias primas), parece que sólo hay un valor refugio seguro para el inversor cauto: el oro.

A pesar de las previsiones que aseguraban subas muy moderadas para el metal, lastrado por la crisis, lo cierto es que los precios a futuro del oro están cada vez más cerca de la marca que registró en 2007, 1.033,90 dólares, y de su valor histórico al contado, registrado el año pasado: 1.030,80 dólares por onza.

Los valores a futuro del metal se cotizan a 1.090  dólares (para entregar en febrero del 2010), una cotización a destacar si se toma en cuenta que la demanda del oro al nivel mundial se ha abatido en un 9%.

Al oro se lo denomina “valor refugio”, pues rara vez cotiza a la baja y sostiene la inversión a la par de los porcentajes de la evaluación. Su problema es que se trata de un valor físico, que requiere de sitios de almacenaje y control, lo que hace del metal una operación a meditar.

Aunque con esta nueva cotización por encima de los 1.000 dólares y las perspectivas en puerta, pronosticamos que muchos ojos de volverán hacia el oro de nuevo.

Fuente | El Mundo