Empresas

El método de la productividad de Seinfeld

30188hiseinfeld1

Ya se sabe que la series educan, y sobre todo las clásicas. Lo curioso es que la última serie que podríamos creer que está relacionada de alguna manera con los cursos de productividad (pues su tema era la nada, y sus personajes vagaban sin hacer gran cosa de conflicto banal en conflicto banal) es Seinfeld.

Los habituales de la serie saben que el cómico protagonista tenía, sí, una técnica para potenciar la productividad.

Este método (que se vio más de una vez en la serie) se basa en un principio muy sencillo: No rompas la cadena”.

La idea es, esencialmente, crear un cronograma de actividades, y mantenerse a todo costa en él. La forma de control es sorprendente por lo básica que es.

Cada día programa una actividad que debas hacer dentro de tu cronograma. Una vez que logres realizarla, marca ese día con una equis en el calendario. Así de simple.

Entonces controlas tu avance semanal, y revisas que no te haya faltado ninguna X. Si cada día tuvo su marca, entonces has logrado la meta de “no romper la cadena”. De otra manera, hay que hacer un esfuerzo extra.

La trampa del método (y lo que te obliga a cumplir con una cuota diaria e inviolable de productividad) es que debes aplicar el “no rompas la cadena” todos los días de tu vida, incluyendo días francos y vacaciones.

¿Muy duro? En realidad, no. Todos podemos dedicar una hora al día (sin importar la circunstancia) al cumplimiento de un debes que nos potencia como entes productivos.

Imagen: http://nickshell1983.wordpress.com/2010/05/26/the-ethnic-backgrounds-of-the-cast-of-friends-and-seinfeld/