Economía

El lujo no está en crisis

lujo

Durante los primeros años de crisis, era frecuente ver majestuosas viviendas de lujo y impresionantes yates de varios pisos con el cartel de Se Vende. Una de las últimas propiedades de lujo de las que se ha desecho un propietario ha sido Fortuna, el yate real que ahora pertenece al Estado Español.

Sin embargo, parece que estas renuncias son más un intento por mostrar empatía con la, casi, desaparecida clase media, que una necesidad real, porque los últimos estudios sobre calidad de vida indican que el lujo en España vende, y mucho.

El interés por el lujo crece

A pesar de que los porcentajes de venta de objetos y bienes de lujo no están en los niveles de 2007, varios estudios indican que el lujo es uno de los sectores que más crece, de hecho, solo en el último año, la compra-venta de productos lujosos ha aumentado un 25%.

Parte de este crecimiento es debido al interés extranjero por el lujo en España, muchos inversores y magnates de todo el mundo, pero sobre todo del Este de Europa, ven en el lujo español una oportunidad única para que sus patrimonios sigan creciendo, a base de adquirir yates, villas y joyas de lujo a precios ventajosos.

En ese sentido, hay un sector de la economía, y también laboral, que parece haberse mantenido incluso en los peores momentos, y ese no es otro que el sector especializado en las transacciones de lujo. Inmobiliarias, concesionarios y joyerías de alto standing no solo han mantenido sus cifras, sino que durante el último año, han aumentado la demanda de trabajadores y personal para atender el creciente interés en el sector.

El lujo: un sector que seguirá creciendo

El lujo vende, y mucho. Los expertos apuntan a que la tendencia es creciente dentro de este sector y que en los próximos años, el lujo pasará de ser un extra, a ser parte integrante de las transacciones de más poderosos.

¿Será el sector del lujo determinante para salir de la crisis?