Empresas

El lado oscuro de la productividad

Depositphotos_26111901_m

¿Vives para trabajar? Puede que sentirse útil, productivo y lejos de la procrastinación no sea todo en la vida. En el momento en que te cuestionas el tiempo que dedicas a tu trabajo, hay un problema de por medio. Quizá has caído, si saberlo, en el lado oscuro de la productividad.

¿Cómo saber si estás siendo “demasiado” productivo?

1. Tu relación sufre. Si quitas tiempo a las improductiva relaciones humanas para dedicarlo a tu trabajo, hasta el punto del aislamiento. ¿Qué es más importante a la larga?

2. Tu salud padece. Desde luego, se ahorra mucho tiempo comiendo en el escritorio, pero… ¿Qué hay de invertir tiempo en tu salud y tu cuerpo? Si no separas tiempo para caminatas, ejercicio y procurarte una dieta saludable, habrá problemas.

3. Tu estrés sube. Te sientes impelido a producir más, y más, y más… Siempre.

4. Pierdes la perspectiva. En lugar de ser efectivo, el sobreesfuerzo (con su cuota de cansancio) te deja sólo ser eficiente.

5. Te sientes miserable. Aunque el trabajo es el centro de tu vida.

Continúa | Cómo dejar el lado oscuro de la sobre productividad