Euríbor

El IPC se desploma en julio y se sitúa en el -0,3% interanual

3d illustration of yellow roadsign of inflation ahead

No parece que esos brotes verdes de los que todo el mundo hablan vayan a poder verse tan rápido como parece. En España llevamos ya tiempo con la inflación a vueltas, y la verdad es que el IPC no nos da demasiada tregua en sus números rojos. Si bien los meses anteriores había subido mínimos, se había mantenido estable o más bien había sufrido ligeras caídas, la deflación aún nos perseguía. Y este mes de julio parece que está un poco más cerca con el dato de cierre de la cifra económica.

El IPC se desploma en julio y se sitúa en el -0,3% interanual. Echando un vistazo al histórico de la evolución del índice, nos encontramos con que históricamente hemos visto ya resultados en rojo durante tres meses de los últimos diez. Parecía que la racha se había dado la vuelta con los últimos tres meses en positivo. Pero finalmente, éste que estamos por cerrar cayó un 0,9% respecto al mes pasado, y es por eso que se obtiene la cifra negativa en el año.

La explicación que se da desde los diferentes análisis es que durante este mes ha caído de manera importante la factura de la luz, y que además los precios de las gasolinas, y de la alimentación, unos de los que más influyen en el índice de precios al consumo, se han mantenido estables. Aunque en realidad hayamos visto subidas en el precio de algunos carburantes durante el mes de agosto, no han alcanzado los niveles del año pasado en la cuenta de la inflación.

En todo caso, aunque no sea una cifras demasiado preocupante, y la mayoría de expertos se mantengan aún optimistas respecto a que la economía española no entrará en deflación, hay que tener en cuenta que la de julio marca el mayor de los descensos. En octubre y marzo se registró un -0,1%