Economía

El IPC cae en junio al 0,1% y vuelven los temores de la deflación

deflación

Los precios en España siguen dando sustos al mercado general y a los consumidores. Aunque el hecho de que la inflación se mantenga estable, con subidas mínimas o con bajadas pequeñas que al final hacen que sea prácticamente cero podría entenderse como algo positivo de cara al consumidor, el riesgo de deflación sigue vigente. Y como sabemos eso es una de las peores cosas que le puede pasar a la economía. En junio, los datos parciales indican que nuestro IPC se quedó en el 0,1%.

El dato del cierre de junio con un IPC del 0,1%, que parece será muy similar al finalizar el mes que aún está corriendo y ya muchas fuentes dan por certero del todo se debe en particular a la evolución de los precios en los sectores de alimentos y bebidas no alcohólicas y de la energía eléctrica que tendieron a la baja. Y con este mes de junio, el histórico de la inflación en España lleva 10 meses moviéndose en cifras muy bajas.

Que la inflación suba solo una décima en junio, sobre todo tras un período en el que hemos encadenado bajadas o subidas mínimas con algún resultado cero, no es una buena cosa. De hecho, el riesgo de deflación sigue rondando a España, y eso supone que nuestra economía interna difícilmente puede recuperarse porque el consumo y la demanda están bajo tierra.

Y precisamente el hecho de que las consecuencias que la deflación produce son una espera por parte del mercado a que los precios sigan bajando, el resultado es ir a peor y seguir destruyendo puestos de trabajo por el círculo vicioso que se forma. Esperemos que una vez más nos salvemos de ella y esto sea solo una de las tantas alarmas sin más que ya se han dado en el pasado. Y de paso que la situación económica mejore.