FinanzasVivienda

El fracaso de las subastas inversas

house key

Hace un tiempo hemos hablado de las subastas inversas. Esquemáticamente el sistema consiste en fijar un precio de base, con el dueño se pacta un precio mínimo de venta, y los oferentes van marcando los precios a los que están dispuestos a abonar por ese bien. Una vez que se alcanza el número deseado por el vendedor se concreta el negocio.

Una de las empresas que más ha difundido este sistema es Tulipp, y en estos días ha anunciado su retiro de este sistema de venta, volviendo a la tradicional subasta al alza.

El fracaso se debería, según distintos medios de prensa y autoridades de la empresa, a serios errores cometidos.

Creo que son más que serios. Aparentemente se inflaban claramente los precios de partida de un modo obvio. El mismo piso que estaba anunciado en varios portales por un precio x, era ofrecido en subasta inversa con un precio inicial muy superior.

El fracaso no es del sistema sino de la aplicación.