Vivienda

El fin de la Sociedad Pública de Alquiler

Manager yelling at his employees at the meeting. Company is in r

La Sociedad Pública de Alquiler, o mejor conocida como SPA, ha visto finalizada su existencia, según ha determinado el consejo de ministros del viernes. Esto ocurre dentro del Plan de reestructuración y racionalización del sector público empresarial, creado con la finalidad de suprimir gastos inútiles, para decirlo en términos realistas. Y de gastos inútiles parece que somos expertos, ya que serán 24 las sociedades estatales que serán suprimidas. Por supuesto que los alquileres vigentes hechos por la SPA no sufrirán cambio alguno.

La SPA fue creada en 2005 con la idea de dinamizar el mercado inmobiliario de alquileres. Uno de los errores fundamentales fue pensar que no se alquilaba como en el resto de Europa por falta de intervención estatal, sin considerar que el marco legal es lo que más atenta contra la voluntad de los propietarios para correr ese riesgo. Es cierto que la ley ha cambiado, pero los tiempos siguen siendo lentos.

La idea de la SPA era que funcionara por unos años, hasta dinamizar el mercado. No lo dinamizó, pero si consiguió tener pérdidas muy llamativas. Los números son más que elocuentes, 37 millones de euros en pérdidas según diversos medios de prensa. Y en este caso no se nos puede decir que no han sido pérdidas sino inversión, puesto que los resultados obtenidos en todos estos años son tan magros que no merecen mucho más análisis.

Hay que tener en cuenta que las agencias de alquileres que ya tienen las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos, seguirán cumpliendo su función, como lo han hecho siempre.