Economía

El fin de la recesión, pero no de la crisis

recesión

En los últimos días ya eran varios los medios los que anunciaban que el fin de la recesión en Europa estaba cerca. La reducción de la prima de riesgo en la zona Euro; el aumento del PIB en Francia y Alemania, principales potencias economías en la Unión Europea; y, en general, los datos de crecimiento que han reflejado los últimos informes presentados por los distintos países y que se refieren al segundo trimestre hacen presagiar que el fin de la segunda recesión en Europa llegará durante 2013. Pero estas buenas noticias se deben analizar con precaución, ya que el fin de la recesión no es sinónimo del fin de la crisis.

¿Por qué la crisis no terminará, pero la recesión sí?

A pesar de que los datos indican que Europa ha empezado a crecer, económicamente hablando, lo cierto es que los indicadores de este cambio de tendencia no son reales sino consecuencia de factores temporales, como son las elecciones en Alemania, que hacen que los recortes en los países europeos se hayan relajado.

Más preocupante sigue siendo en desempleo en toda la zona Euro, si bien es cierto que el paro en el segundo trimestre descendió, todo apunta a que se debe a una situación temporal, que puede que se repita en el tercer trimestre, pero que culminará una vez que se termine el periodo estivo.

Los bancos siguen siendo uno de los grandes problemas en la Economía de Europa, la escasa fluidez del crédito y la alta morosidad siguen siendo dos lastres demasiado pesados como para permitir que la Comunidad Europea pueda salir de la crisis.

No habrá crecimiento, mientras no se cree empleo

El empleo sigue siendo uno de los problemas que más preocupan a Europa, y es que no habrá crecimiento del consumo mientras las tasas de paro sigan siendo tan altas en países que se encuentran entre las principales potencias europeas, entre ellas, España con un porcentaje de parados que alcanza el 25%.

Etiquetas: