Euríbor

El Euribor vuelve a las cotas de principios de junio.

El Euribor ha vuelto a marcar hoy un mínimo diario que no se alcanzaba desde el día 5 del pasado mes de junio, cuando se registró un 5,125%.

En este caso, el Euribor se ha situado en el 5,307%, y esto es, según los expertos, gracias a la relajación de los precios de las materias primas, que hacen prever un freno de la inflación a medio plazo, lo que limitaría la posibilidad de que el BCE elevara los tipos de interés.

El Euribor, indicador de tipos de interés más usado para contratar las hipotecas en la Eurozona, prácticamente ha caído una décima desde el día 6 de junio, pasando del máximo histórico del 5,4% hasta quedarse al borde del 5,3%.

A principios de junio, el indicador disparó la voz de alarma al repuntar desde el 5,1% hasta el 5,4% por las declaraciones de Jean Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo (BCE), que preveían una subida en el precio del dinero como medida para poner freno a la inflación.

Por otro lado, estos ánimos alcistas parecen haberse templado tras la última reunión del BCE, y las declaraciones que en ella se profirieron,  las cuales, no sólo hicieron referencia al comportamiento de la inflación, sino que mostraban la preocupación existente por la ralentización en el crecimiento de la economía europea al elevarse los tipos.

Según podemos leer en finanzas.com, algunos miembros del Eurosistema, en los que se encuentra España, han mostrado su esperanza de que la inflación dé un respiro a la economía, merced a la caída del crudo, que ahora cotiza a cerca de 113 dólares por barril, frente al máximo de 144,5 dólares de mediados de julio.

Por último, según la analista de Renta 4 Gloria Álvarez, ese discurso ha relajado ligeramente la tensión del mercado, aunque no es previsible que se produzcan “correcciones significativas” del Euribor, que espera que se mueva próximamente entre el 5,3% y el 5,2%.

 -Mar Criado-