Euríbor

El euribor sube al 2,013%, su máximo desde marzo de 2009

Desde que el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, anunciara veladamente el 3 de marzo una subida de los tipos de interés a partir de abril, el índice del euribor se ha disparado. Si bien la presión inflacionista ya estaba causando desde enero el alza del índice que sirve como referencia para la cuota de pago de la mayoría de las hipotecas, este mes la subida ha sido más acusada y hemos vuelto a los niveles de dos años atrás. Además, con esta subida el euribor duplica los tipos de interés de la zona euro (1%), algo que no había pasado nunca.

Subir los tipos de interés serviría para enfriar la economía y reducir el riesgo de una inflación alta. Sin embargo, algunos se preguntan si es el momento oportuno justo cuando las economías europeas empiezan a recuperarse. En el caso de España, que aún no acaba de concretar su recuperación y que se prevé que cerremos el 2011 con un crecimiento nulo, esta medida es incluso contraproducente: una subida del tipo de interés restaría poder adquisitivo a las familias y por lo tanto su capacidad de compra, lo que -al haber menos consumo- perjudicaría el ritmo de crecimiento económico.

Los expertos auguran que el euribor, en todo caso, no subirá más allá del 2,5% en 2011 y que subirá progresivamente, acorde con la economía, hasta alcanzar como mucho el 3% o 3,5% en los próximos años. Rechazan pues los mensajes alarmistas, aunque en el sector de la construcción sí temen que hipotecas más caras conlleven menos ventas, provocando una bajada de precios que compense la situación pero que complique la refinanciación de constructores e inversores inmobiliarios.