Euríbor

El euríbor desciende un mes más, pero ralentiza su caída

euribor_es-hipoteca_vs_euro-200x200

La media mensual del euríbor, tras haber estado durante buena parte del mes de noviembre en el 1,230 por ciento, ha cerrado dicho mes en el 1,231 por ciento, leve repunte que se ha debido a la última cotización diaria registrada que se situó en el 1,234 por ciento. Estos son valores no oficiales hasta que el Banco de España (BE) los aprube y publique en el Boletín Oficial del Estado (BOE), será entonces cuando se harán plenamente válidos para aquellos que deban revisar sus préstamos hipotecarios con la media de noviembre o, para aquellos que vayan a contratar una hipoteca con dicho porcentaje.

Por tanto, si el BE da por válido ese 1,231 por ciento mensual, para una hipoteca tomada como modelo cuyo importe sea de 150.000 euros, contratada a un plazo de 25 años, con un diferencial del 0,5 por ciento y cadencia anual, la diferencia en las cuotas mensuales sería de 247.5 euros, lo que sumaría una reducción de 2970 euros a lo largo de todo el año. Para la misma hipoteca pero con cadencia semestral, la diferencia sería de 30,02 euros menos a pagar cada mes, lo que, en los seis meses hasta la siguiente revisión sumaría una rebaja de 180,12 euros.

Como podemos apreciar, los descensos en el euríbor están siendo cada vez más moderados con respecto al mes anterior, además, ya no producen las rebajas tan significativas en las revisiones semestrales o trimestrales, aunque sí siguen percibiéndose notablemente en las revisiones anuales. No obstante, los expertos afirman que los efectos positivos más llamativos de las bajadas del euríbor ya se han producido en su mayoría y que las diferencias, a partir de ahora serán menores dado que hace más de un año que el indicador alcanzó su máximo histórico y comenzó la senda alcista.

Conviene recordar que los datos aportados en el ejemplo de esta entrada son para una hipoteca tomada como modelo y, por tanto, cada particular deberá realizar sus cálculos teniendo en cuenta todas las claúsulas firmadas en su contrato hipotecario, así como otras circunstancias de la vida del préstamo.