Euríbor

El euribor cierra agosto al 2,097% y encarece las hipotecas

El euribor interanual encarece las hipotecas

Con su cotización de hoy al 2,089%, el índice del euribor aplicable al mes de agosto cierra con una media del 2,097%. La buena noticia es que baja por primera vez desde julio de 2009, cuando se cerró al 2,183%, y vuelve a los niveles de abril de este año. La mala noticia es que el euribor a doce meses es 0,676 puntos más alto que el de agosto de 2010, lo cual significa que las hipotecas que se revisen este mes serán más caras.

Las hipotecas suben de media entre 500 y 600 euros al año

Que el euribor de agosto haya bado respecto a julio es una buena noticia para quienes soliciten ahora una hipoteca, ya que les saldrá más barata que si la hubiesen pedido hace un mes. Sin embargo, quienes ya tienen una hipoteca concedida y les toque ahora revisar la cuota del interés interanual, verán que el préstamo hipotecario les sube un 0,676% que es la diferencia de este mes con respecto a agosto del pasado año.

¿Cuánto puede significar esta subida? Depende, claro, de las condiciones de la hipoteca y de la cuantía solicitada en el préstamo. A modo ilustrativo, quien tenga un préstamo hipotecario de 120.000 euros a pagar en 25 años y con un diferencial del euribor del 1%, pagará a partir de ahora 575 euros al mes, 42 euros más que en hasta la fecha. Si la revisión es semestral, al compararse con febrero (euribor al 1,714%) la subida será de 24 euros al mes. Bajo las mismas condiciones, para un crédito hipotecario de 150.000 euros la subida será de 48 euros más al mes (582 euros al año). Para una hipoteca de 300.000 euros y 30 años de amortización, el euribor de agosto las encarecerá casi 100 euros al mes (1.190 euros al año).

El euribor, muy por debajo de 2008

Sea como fuere, el euribor está aún muy lejos de ese 5% al que se llegó en 2008 justo tras estallar la crisis económica. De hecho, aunque los expertos auguraban que se podía llegar al 2,5% este año, la verdad es que todo apunta a que será menos. Algunos incluso dicen que podría volver a bajarse del 2%. La caída de la inflación y la decisión final del Banco Central Europeo (BCE) de no subir de nuevo los tipos de interés (actualmente al 1,5%) pueden contribuir a ello.