Empresas

El empleado del año (y quizá del siglo)

Accountant swamped with financial documents

Las Grandes Preguntas son: ¿Qué es lo que nuestro jefe espera de nosotros? ¿Qué espera la empresa de nosotros?

Entrega absoluta, productividad, sinergía con los compañeros de trabajo, bajos gastos en seguridad social… y que dado un incendio, tengamos el temple para permanecer en nuestro lugar de trabajo.

El humo ni lo inmuta, y no da importancia a la primer aparición de las llamas: sigue leyendo algún parte noticioso dando la espalda al peligro y al instinto de supervivencia. Cuando la situación se pone más seria, entonces, sin separase del micrófono, intenta apagar el incendio a pisotones. Lo mejor: ese shhh dirigido a sus salvadores. ¡Por favor, es que nos veis que aquí hay gente trabajando!

No podemos sino demandar a las emisores españolas a que lo contraten, sin importar si sigue trasmitiendo en griego, pues sus actos hablan por él, o que haga una gira hablando de seguridad en el trabajo y cómo ahorrarle unas pelas al cuerpo de bomberos con el hágalo usted mismo.