Vivienda

El crédito y las burbujas

Housing Market Troubles

La relación entre el crédito y la burbuja es clara y evidente. Hay muchos créditos, se vende mucho. Se vende mucho, los precios suben. Sigue habiendo más crédito, suben mucho más los precios. Si todos pueden acceder al crédito, la demanda es mucho mayor, ya que son muchas más personas las que cuentan con el dinero para comprar.

Como muy buena parte de ese crédito se les concede a quienes de verdad no pueden pagar, dejan de hacerlo. Al dejar de hacerlo las entidades financieras comienzan a perder y retraen el crédito. Baja la demanda, bajan los precios. Así explotó la tan crecida burbuja.

En ningún momento menciono la necesidad real de vivienda. Porque en realidad, la demanda crecida no fue porque aumentó la necesidad de vivienda por una población que crecía en un número insólito ni el déficit de viviendas que se arrastraba era enorme. No tiene que ver con necesidad, tiene que ver con dinero en plaza.

Claro, nadie controló, nadie lo vio. Y ahora, cuando las entidades financieras están hasta las orejas de pisos sin vender (perdón por la expresión), quienes no controlaron no descartan enfáticamente hacerse cargo de las mismas.

Demasiado.