Economía

El copago será un golpe letal para discapacitados

SOS

Entre las medidas de austeridad con las que el gobierno de Mariano Rajoy se ha comprometido a bajar el déficit en este 2012, se encuentran importantes cambios en la salubridad pública. Estos ajustes sólo van a generar un ahorro de 700 millones de euros, que no es realmente significativo para los balances del estado. Este dinero va a salir de eliminar prestaciones como prótesis, sillas de ruedas o terapistas, o de su reconversión al sistema de copago, en el que los asegurados desembolsarían una parte del costo.

Sin embargo, ese ahorro gubernamental, que para Rajoy se engloba dentro de ese “pequeño esfuerzo” que pide a los españoles, significarían un peso intolerable sobre un colectivo que ya soporta una gran carga en su magro poder adquisitivo: los discapacitados.

El País detalla que el copago de las prótesis y sillas de ruedas sólo llega para agravar un problema insoluble desde hace años, pues los pacientes deben adelantar el pago de sus dispositivos y entonces Sanidad se los devuelve. Sin embargo, como los catálogos de estas piezas son muy antiguos, el paciente debe pagar la diferencia entre el precio según Sanidad y el precio real. Sólo tres Comunidades aportan el 100% del costo.

Este golpe al bolsillo de los discapacitados no sólo afecta su calidad de vida, sino también sus posibilidades de integración laboral: si no pueden adquirir las herramientas para implementar su movilidad, ¿cómo podrán aspirar a conseguir un empleo?

La nueva regulación marca que, a partir de un renta de 1.600 euros, el paciente deberá pagar la mitad del costo de una silla de ruedas.