Euríbor

El Banco de España explica su lentitud

El Banco de EspaNa explica su lentitud

Si os preguntáis preguntas cómo es que ni supimos desde hace meses que la banca española necesitaba un rescate, y que ahora que lo sabemos no sabemos el monto exacto que va tomar ese rescate (entre 37.000 millones de euros y 80.000 millones de euros), podéis pasar un buen rato leyendo las excusas del Banco de España.

Nuestro banco central reconoce que fue lento y vago en sus análisis de la situación real de los bancos españoles, en tanto que si deterioro debido a la exposición a los activos tóxico del ladrillo. Sin embargo el BdE nos dice que los instrumentos para medir la situación de los bancos no se crearon hasta el 2009.

Además, nos dice que el deterioro de los bancos era más profundo que lo que las instancias locales y extranjeras habían advertido.

Culpa a los gobiernos anteriores por no haber dispuesto más fondos públicos para atender las necesidades de los bancos (con la creación por ejemplo, de un banco malo), si bien reconoce que haberlo hecho habría elevado aún el déficit.

En todo caso, el Banco de España defiende el proceder financiero en los últimos años: “La decisión de implementar la reestructuración a través de soluciones privadas tiene muchas ventajas pero es inevitablemente más lenta, muchos más compleja y más difícil de implementar que aquellas que, pese a actuar con mayor rapidez, implican grandes cantidades de recursos públicos”.

También señala el peso de los intereses políticos de por medio, que ralentizaron soluciones, fusiones y la conversión de las Cajas en bancos.

(Se trata de los argumentos incluidos en un informe enviado por el Banco de España, este lunes, 11 de junio, al FMI.)