Finanzas

El asesinato de Bhutto arrastra a Wall Street y el crudo se dispara

La noticia del asesinato de la líder opositora pakistaní Benazir Bhutto, conocido hoy antes de la apertura de la Bolsa de Nueva York, sirvió de detonante para dar rienda suelta a los temores de los inversores, que también conocieron unos decepcionantes datos macroeconómicos en EEUU, así como una caída de las reservas de crudo por encima de lo esperado.

En concreto, a las 17.15 horas el Dow Jones Industrial cedía un 0,91% hasta los 13.428,54 enteros, mientras que el tecnológico Nasdaq perdía un 0,95%, hasta 2.698,44 puntos.

En el parqué neoyorquino, los principales índices de referencia se tiñeron de rojo desde la apertura de la sesión después de conocerse que la ex primera ministra paquistaní Benazir Bhutto murió hoy a consecuencia de las heridas sufridas en un atentado suicida perpetrado en la localidad de Rawalpindi, al Sur de Islamabad, en donde acababa de intervenir en un mitin de su formación, el Partido Popular de Pakistán (PPP).

Al mal ambiente en Wall Street también contribuyó el dato de pedidos de bienes duraderos correspondiente a noviembre, que registró un incremento de una décima y que, pese a ser el primer dato positivo en cuatro meses, quedó muy lejos de las previsiones de un 2,2% y volvió a reflejar el temor a que la anticipada desaceleración de la economía estadounidense haya comenzado en el cuarto trimestre de 2007.

Asimismo, el dato de peticiones de subsidio de desempleo publicado antes de la apertura de Nueva York también defraudó las expectativas del mercado al situarse en 349.000 peticiones de subsidio, frente a las 340.000 previstas por el mercado.

Sin embargo, una hora después de la apertura de Wall Street el índice de confianza del consumidor elaborado por Conference Board mostró su primer avance desde julio, al alcanzar los 88,6 puntos en diciembre, desde los 87,8 enteros de noviembre.

PETROLEO SUBE POR LA CAIDA DE RESERVAS Y LAS TENSIONES GEOPOLITICAS.

Por otro lado, el precio del barril de petróleo para entrega en febrero en los mercados de futuros experimentaba una nueva escalada alcista debido al descenso por encima de lo previsto en las reservas de crudo en EEUU y por el incremento de las tensiones en Oriente Próximo entre turcos y kurdos, a lo que viene a sumarse un nuevo foco de problemas en Pakistán por el asesinato de Benazir Bhutto.

La Administración de Información Energética (EIA por sus siglas en inglés) perteneciente al Departamento de Energía de Estados Unidos informó hoy de que las reservas semanales de crudo bajaron en 3,3 millones de barriles, hasta los 293,6 millones, mientras que las de gasolina ascendieron en 700.000 barriles, hasta los 205,9 millones, y las de destilados bajaron en 2,8 millones de barriles para situarse en 126,6 millones.

De este modo, el barril de Brent de calidad ‘Mar del Norte’ se cambiaba en el Intercontinental Exchange (ICE) de Londres por 95,15 dólares, mientras que el barril de Texas ‘sweet light’, de referencia en EEUU, se disparaba hasta los 97,28 dólares, tras haber iniciado la jornada en 95,81 dólares.

EL DOLAR SE DEBILITA Y EL ORO VUELVE A SERVIR DE REFUGIO

Por su parte, el euro volvió a fortalecerse frente al ‘billete verde’ y se revalorizaba hasta los 1,4565 dólares, ante las tensiones desatadas por el asesinato de Bhutto y la debilidad de la economía de EEUU, que invita a especular con posibles nuevos recortes de tipos para intentar paliar la desaceleración económica.

En este sentido, las especulaciones sobre nuevas bajadas de tipos chocarían frontalmente con los comentarios vertidos hoy desde Pekín en referencia a la ‘incomodidad’ de algunos inversores respecto a la política monetaria de la Reserva Federal, que erosiona la rentabilidad de las inversiones en deuda estadounidense, y que podrían llegar a plantearse el desprenderse de sus inversiones vinculadas al dólar en busca de otras más rentables.

En concreto, la directora de la Administración Estatal china de Divisas, Hu Xiaolian, afirmó que de producirse nuevos recortes de tipos de interés en Estados Unidos, éstos tendrían un “efecto perjudicial” para el dólar y para el sistema financiero internacional, a la vez que apuntó que las fuertes caídas del dólar frente a otras divisas han llevado a numerosos inversores a desprenderse de sus activos en dólares.

Los mercados financieros internacionales prestan mucha atención a cualquier comentario sobre el dólar procedente de fuentes oficiales chinas puesto que Pekín posee una gran parte de reservas de 1,4 billones de dólares en valores del Tesoro de EEUU y cualquier cambio en la estrategia de inversión del gigante asiático puede afectar a los tipos de cambio.

De este modo, el gran beneficiado de la incertidumbre que se adueñaba de los mercados en la primera parte de la jornada bursátil neoyorquina volvía a ser el oro, cuyo precio escalaba hasta los 829,5 dólares por onza en el mercado de metales preciosos de Londres, frente a los 826 dólares con los que cerró ayer en Nueva York.

fuente: finanzas.com

Etiquetas: