Finanzas

EE UU: Brecha entre ricos y pobres destruye a la seguridad social

Rich and poor concept

El número de los muy pero muy ricos ha aumentado en los Estados Unidos, en la medida que la clase media se empobrece, y aumenta la brecha social. Ya no se trata de unos cuantos millonarios (actores, especuladores, herederos…), sino de 140.000 personas que ganan más de 1.7 millones al año. Son tantos que han llegado a hacer del sistema económico norteamericano insostenible.

El 18% de los nuevos ricos norteamericanos proviene del mundo de las finanzas. Ganan 10 millones de dólares al año y disfrutan de jets privados, pero sus empleados tienen ingresos que equivalen a menos de lo que se ganaba hace 40 años.

La explicación de un orden de las cosas en la que los CEO de las empresas quieren todo para sí a costa de sus empleados está aún por determinarse. Lo cierto es que la seguridad social estadounidense resiente esta ambición sin medida no freno: cerca del 90% de las pensiones se paga con impuestos, pero cada vez se reciben menos impuestos, al punto que los impuestos sólo llegan a un 84% del total de las prestaciones. Algo que puede llevar a la quiebra del sistema.

¿Cómo es que si los ricos ganan más el Estado de Bienestar percibe menos? La clave está en los terminus “ganancía capital” y “stock options”: los rubros bajo los que los ejecutivos reciben la mayor parte de sus millonarios sueldos, en bonos sobre lo que no aplica ninguna retención.

La solución dada por el gobierno de Obama  ha sido aumentar la base impostiva, castigando más a la desfalleciente clase media, y dejando esos ingresos privilegiados sin tocar.

Fuente | The Daily Beast