Vivienda

Los duques de Palma, inquilinos

Trap.

Cuando una medida es tan obviamente pensada y ejecutada ¨pour la galerie¨, resulta tener un efecto contrario al buscado. Tal vez me encuentre en un error, algo que siempre es posible, pero la sensación de que se quiere lavar la imagen de los duques de Palma, es muy fuerte. Los duques de Palma han tenido un comportamiento muy dudoso, al punto que la justicia investiga al esposo de la infanta y ella no ha sido investigada a pesar de las enormes dudas que ofrece su comportamiento. Si a esto el sumamos la crisis económica que nos vuelve mucho menos tolerantes, si le sumamos los escándalos del rey, nos da un resultado nada deseable.

Una imagen deteriorada

Esta semana hemos sabido que el esposo de la infanta, Iñaki Urgandarín ha solicitado a la excedencia de su trabajo en Telefónica, trabajo por el cual recibía 1,5 millones de euros anuales. Por este motivo, la situación de la familia ha cambiado. Por lo mismo es que han puesto en alquiler o venta su casa de Pedralbes, Barcelona, para mudarse a algo más pequeño, esta vez alquilando.

Vivienda más modesta

La casa que han puesto en alquiler o venta entre el precio de compra y las reformas que han hecho, les ha costado unos seis millones de euros. Aún no se ha dicho cuanto piden ni por la compra ni por el alquiler. De momento y hasta conseguir nueva casa seguirán en Pedralbes.

Si luego aparecen en las revistas del corazón mostrando una casa mucho más pequeña o un piso por el estilo, sería demasiado evidente el deseo de blanquear una imagen bien poco clara.