Empresas

Diseño: transparencia como eje productivo

modern office interior

El diseño de los sitios de trabajo es un punto poco apreciado en los cursos de administración de empresas, pero que se ha demostrado como una clave esencial para respaldar o obstaculizar la productividad.

Por estos días, a través del New York Times se han difundido imágenes de las instalaciones de Square, la nueva empresa de Jack Dorsey (Twitter). Esta compañía que administra al año, que maneja más de 2.000 millones de dólares en transacciones vía móvil, hace de la transparencia elegancia y acicate para la productividad.

Sus paredes son de vidrio de alta compresión, que trasmite el sonido: todos ven y escuchan todo. Un reflejo de la filosofía de Dorsey, quien cree que en promover la “confianza y la transparencia” en los empleados para después transmitirla a sus productos.

Se ha demostrado que en lo que se refiere a tareas creativas (dentro de ámbitos como ingeniería, arquitectura o diseño), los espacios abiertos son ideales, pues fomentan el intercambio de ideas y de información, y promueve un organigrama más vivo y democrático. Además de que no resultan más distractoras que los espacios cerrados.

Sin embargo, incluso en estos espacios abiertos a la creatividad, también se hace presente la necesidad de implementar espacios cerrados, para los mandos altos, que los aíslen de los procesos productivos, y les permitan la toma de decisiones, así como la charla privada con clientes y socios. No todos los empleos son iguales, y la cuota de responsabilidad requiere de intimidad y distancia.

En resumen: hay que apostar por un espacio diáfano, una oficina que pueda contener más de una oficina.