Economía

Dinero con el Fútbol

El fútbol ha tenido desde hace unos 20 años una explosión industrial y económica pronunciándose la misma desde la entrada de la comercialización de jugadores y la televisión que ha introducido un gran negocio mediante lo que es la publicidad.

La venta de jugadores ha alcanzado cifras impensables en un principio, jugadores con salarios multimillonarios y transacciones de la misma índole le ponen varios ceros a las cifras que rondan los negocios en torno a este deporte.

Es así que este deporte ha sido la salida económica, el despegue de varios jugadores que surgen de sectores humildes de la sociedad y de países que de no haber tenido la posibilidad de jugar al fútbol seguramente la realidad de ese jugador – persona sería muy distinta.

Una figura emblemática que surge en esta conversión mercantilista del fútbol es la del contratista. Es decir, aquel que comercializa y cumple el rol de intermediario entre los clubes y los jugadores. En general estos empresarios frecuentan el ambiente del fútbol, invierten en promesas de jugadores a cambio de su fidelidad y derechos de “propiedad” sobre los mismos apostando a una futura reventa y ganancia de millones de euros.

Varios son los ejemplos de contratistas que se volvieron millonarios con este negocio. Muchas veces estos personajes del mundo de negocios futbolísticos son cuestionados y señalados como responsables de transacciones injustas, no claras, de dudosa legalidad, sin embargo son endiosados por los jugadores ya que gracias a su acción les han cambiado la vida y vuelto millonarios también.

Así que ya sabes, si te gusta el fútbol, tienes un buen ojo para visualizar potenciales estrellas podrías convertirte en un empresario del fútbol y ganar mucho dinero. Imagínate sólo poder vender un jugador a 5 millones de euros, lo que hoy en día es un pase poco significativo o corriente y que de ese monto te lleves el 25%, eso da un total de 1 millón 250 mil euros!, nada mal por hacer de intermediario ¿verdad?