Euríbor

DIFICIL ATERRIZAR SUAVE SEGÚN EL RICS

Según el informe ‘European Housing Review 2008′ del Royal Institution of Charatered Surveyors (RICS) del que se hace eco Europa Press, el precio de las viviendas, a finales de 2007, ascendía en torno al 3%, lo que supone que subía por debajo de la tasa del IPC, situada en esa fecha en un 4’2%.

Estos datos vienen a significar, por tanto un descenso en precios corrientes.

El informe, entre sus conclusiones, afirma que el peligro de que se produzca una “brusca corrección en el mercado residencial” está ahora más próximo que hace un año y alude además a la necesidad de que las tasas de producción se ajusten lo más pronto posible a la demanda, retraída principalmente por la subida en los tipos de interés, ya que, de no ser así, “habrá un incremento en la tasa de disponibilidad, prolongándose la crisis debido a un exceso de oferta”.

En relación a esto, alerta de que esta desaceleración del mercado residencial pueda afectar al resto de la economía, “causando estragos en su crecimiento y en la confianza del consumidor, que a su vez deprima aún más el mercado residencial y así hasta entrar en un círculo vicioso”.

En cuanto a los pronósticos que algunos expertos hacen estimando que se producirá un aterrizaje suave de la economía en 2008, el RICS los pone en entredicho ya que, según esta asociación, “el problema es que existe un número de características del mercado residencial”, como tipos de interés, disponibilidad de créditos, inversores extranjeros y nuevas ofertas, “que deberán comportarse de forma determinada para generar dicho aterrizaje suave”.

La complicada solución según el informe se basa en que “la economía general tiene que atravesar situaciones como puede ser la de una reducción en el volumen de préstamos, una fuerte caída en el ritmo de nueva construcción y cualquier sorpresa durante los próximos doce o veinticuatro meses”. Y, además, en esta situación, “el consumidor también deberá mantener su confianza en que el aterrizaje ha de ser suave”.

Por otro lado, el RICS advierte que si la subida de la inflación en la zona euro, hasta el 3,2% en enero, comienza a hacerse notar en los sueldos durante 2008, el Banco Central Europeo (BCE) “no tendrá otra opción que incrementar los tipos de interés aún más”.

En otro orden de cosas, según afirma el estudio: “las viviendas vendidas pueden dar una falsa impresión positiva de las condiciones del mercado, debido a que sólo las mejores propiedades se venden y los promotores empiezan a ofrecer incentivos para vender las viviendas a precios que imperan en el mercado en esos momentos”. Por ello, “los precios no reflejan el estado real del mercado”, sino que “se crea un efecto retardo”.

Ante esta situación y, si persiste la recesión, “la caída de precios puede ser más acusada”, señalan, “debido a una saturación de inmuebles que se ponen a la venta cuando se percibe el hecho de haber llegado a un nuevo nivel”.

  Mar Criado

Etiquetas: