Euríbor

¿Bajarán los diferenciales hipotecarios?

Bajaran los diferenciales hipotecarios

La buena noticia es que el Euribor mantiene su tendencia bajista, y no se prevé que recupere su valor tras el anuncio del Banco Central Europeo de que mantendrá las tasas interbancarias intactas y en un valor del 1%.

La mala noticia es que los analistas están de acuerdo en que la banca ya estudia estrategias para no perder rentabilidad. Unas de ellas, bien conocidas, son las cláusulas suelo que ya hacen pasto en buena parte de las hipotecas existentes, al impedir que muchas familias se beneficien de la presente y futura desvalorización el Euribor, pues fijan las hipotecas en un interés mínimo.

En cuanto a las hipotecas nuevas, si es que el cliente desprevenido no ha caído en ello y cree que la bajada del Euribor es el campanazo para endeudarse con un crédito inmobiliario, hay que precisar que sobre ellos impera el diferencial.

El diferencial es el interés que se suma al marcado por el Euribor anual. En las ofertas de hipotecas se pueden leer cosas “Euribor +3%”. Esto significa que una hipoteca de interés variable pagará el valor del Euribor más un 3%. Actualmente, el diferencial aplicado a las hipotecas fluctúa entre el 2% y el 3%. Esto significa que si el Euribor tiene (como tendrá) un valor de 1,5%, una hipoteca paga un interés de entre el 3,5% y el 4,5%.

¿Bajarán los diferenciales de las hipotecas existentes? No. A menos que se contraten los productos prefijados por el banco con ese fin, pero el desembolso por ello deja las cosas casi en el mismo costo.

¿Bajarán los diferenciales en las nuevas hipotecas? Considerando que en “tiempos normales” y de “boom” inmobiliario, el diferencial bancario nunca estuvo por debajo del 1,5%, podemos afirmar que tampoco.