Empresas

Despedir con tacto

Boss dismisses employee

¿Alguna vez te has encontrado ante la nada agradable situación de despedir a alguien? No sabes si pedirle que se siente y preguntarle como ha sido su día (si te encuentras a un paso de arruinarle su buen día) o si es mejor dejarle ir la mala nueva como un balde de agua fría.

Sin embargo, como líder empresarial te encontrarás mas veces de lo que crees en esta situación, así que cuanto antes encuentres una forma adecuada de manejar estos eventos mejor.

Claro que hay muchos escenarios.  No es lo mismo despedir a alguien que probablemente ya se lo espere (porque ha cometido uno y mil errores) que despedir a alguien a quien simplemente hay que “dejar ir”, especialmente en la actualidad, en la que muchas empresas se han visto en la necesidad de recortar personal.

Ante todo, lo importante es nunca perder el control de la situación, recuerda que tú eres el líder. Seguramente, no es una decisión que hayas tomado hace 10 minutos (si esto fuera así sencillamente eres demasiado impulsivo y te falta madurez, además de ser incorrecto). Así que una vez tengas frente a tí al trabajador que despedirás recuérdate a tí mismo todas esas razones por las que lo decidiste, las cuales es mejor tenerlas documentadas, ya que en caso de violación a las políticas, insubordinación o faltas graves, el empleado debió haber recibido alguna notificación o sanción escrita.

No olvides ser empático, especialmente si es por recorte de personal, pero sé genuino o mejor no digas nada, es mejor esto y no fingir… Pero sobre todo, demuestra seguridad y calma, y aunque esto es algo que se hace a puerta cerrada no es recomendable que lo hagas en un lugar muy aislado, recuerda que ahora ya no se conoce a la gente y nunca sabes cuando puede haber un caso qu se salga de control.