Finanzas

Descuento a hipotecas de parados: cómo funciona

Hace unas  semanas, y ante el repunte de las cifras de desempleo en España (más de 3 millones de desempleados en enero), se anunció una medida que sonaba bastante bien: el Gobierno permitiría que los desempleados aplacen el 50% de sus cuotas mensuales durante 2 años.

Desgraciadamente, y como ocurre con todo lo que tiene que ver con dinero y crédito, el tema ha dado pie a diversos malentendidos. El más importante es sobre la naturaleza real de la medida.

La medida implica que todo parado que lo solicite y logre negociar con su banco, podrá aplazar hasta en un 50% las cuotas de su hipoteca.

Las palabras claves son “negociación” y “aplazamiento“. Cada cliente, además de solicitar el descuento, debe negociar directamente con el banco el porcentaje a aplazar mensualmente, que podría ser de “hasta un 50%”, o menos, y el plazo: hasta un máximo de dos años.

Al decir que “se aplazará” esto significa que la deuda NO se descuenta de la hipoteca. Las cantidades que se dejan de pagar se añadirán al saldo pendiente de la hipoteca. No se perdonan ni se eliminan: se pagan más tarde, aunque sin recargos, ni comisiones por lo que en el fondo es una ampliación de la deuda.

Una vez pasado el plazo máximo del aplazamiento (dos años), el cliente deberá renegociar con su banco la forma en que pagará esta parte pendiente de su deuda. El periodo máximo para devolver esta cantidad es de 10 años.

Fuente | Cinco Días

Imagen | Radio Bardino