Economía

Desafío de insumisión fiscal en Cataluña

Spain and Catalonia flags

Tras conocerse el resultado de las elecciones catalanas, se abría un difícil panorama de pactos. Convergència i Unió, fue la ganadora de los comicios a pesar de haber perdido 100.000 votos y 12 escaños, por lo que se ve obligada a buscar pactos con otros partidos con tal de alcanzar la mayoría que tanto le habría gustado tener pero de la que se quedó muy lejos. Dos frentes se la abrían a Convergència: si CiU consideraba que la consulta sobre la autodeterminación de Cataluña era prioritaria, ahí encontraría a Esquerra Republicana de Cataluña dispuesta a tender la mano a Artur Mas y compañía. Sin embargo, Mas anunció que durante 2013 era necesario hacer un paquete de recortes por valor de 4.000 millones de euros, cosa que asusta a los republicanos.

Sin embargo, Mas parece haber encontrado la fórmula perfecta, y es que según fuentes de Convergència, el presidente de la comunidad catalana ya ha anunciado que pasa olímpicamente de los recortes que le exige Montoro y que no los va a cumplir, a pesar de que Cataluña ha recibido el 90% del Fondo de Liquidez Autonómico. Por lo tanto, para CiU el déficit queda relegado a un segundo plano y prima la consulta. ¿Qué pasaría en caso que la Generalitat se sometiera a una insumisión fiscal? Principalmente podría darse una intervención por parte de Hacienda, aunque los independentistas de CiU y ERC saben que el Gobierno se plantearía esta opción, puesto que esta acción podría propulsar aún más el auge independentista de Cataluña.

¿Qué pensáis que pasará al final? ¿Cómo debe actuar el Gobierno en el caso de una insumisión fiscal de Cataluña?