Empresas

Deja de procrastinar: cronometra tus tareas

To do list

Si tienes problemas de productividad y te cuesta tomar al toro por los cuernos, y si vas dejando las tareas que más te cuesta cumplir para un mañana que nunca termina de llegar, he aquí un consejo que te va a servir no sólo para obligarte a trabajar en lo que deberías, sino para crearte una rutina de trabajo sin esfuerzo.

Y ese consejo es sencillo: cronometra.

Date diez minutos para hacer esa tarea. Nada más, nada menos. Usa un cronometro (un reloj, un software, un despertador, el móvil). Pon su alarma a los diez minutos. Entonces ponte a trabajar en ese deber engorroso. Cuando suene la alarma, detente y descansa. Camina, lee, escucha música. Pasado un lapso, vuelve a trabajar otros diez minutos, con alarma.

Con la suma de los periodos de diez minutos, no sólo vas a crear una rutina de trabajo; también vas a querer seguir trabajando después de que pasen los diez minutos.

Entonces lo que tienes que hacer es aumentar los lapsos de tiempo para trabajar: 30 minutos, una hora…

Este método de trabajo fue desarrollado por Francesco Cirillo, y se llama Técnica Pomodoro. En ella, cada lapso de trabajo se llama pomodoro. El pomodoro ideal según Cirillo es de 25 minutos seguido de cinco minutos de descanso. Cada cuatro pomodoros, se toma un descanso más largo, entre 15 y 20 minutos.