Empresas

Decálogo del Jefe Talibán (III)

Cartoon imam

5. La participación no existe
Nunca faltará el empleado con iniciativa que pretenda “participar“. Este es un verbo que no debería figurar en ningún manual de management, pues implica reconocer que el empleado no sólo piensa, sino que además puede realizar tareas hombro con hombro con el jefe… y ponerse a su mismo nivel.

No, la participación no existe. En su lugar, tenemos la sugerencia. Cuando Juanito nos sugiere que podría echarnos una mano con sus conocimientos de informática en el desarrollo de una base de datos, hay que escucharlo como quien oye llover, y no responder ni negativa ni afirmativamente. Cuando llegue el momento de que el jefe rebase su nivel de incompetencia en materia de plantillas Excel, entonces llamará a Juanito, y le ordenará que realice la tarea para la que él mismo se había postulado. Los empleados no participan, sólo sugieren las órdenes que les daremos más tarde.

6. La ley de la información inversa
“El jefe lo sabe todo, pero el jefe no comparte nada”. Un buen jefe sabe que la información es poder, y que el poder no se comparte, de manera que el jefe debe saber todo lo que pasa a su alrededor, pero no debe divulgar nada de lo que sabe, por vital que sea para el desarrollo de las actividades productivas.

Y es que por otro lado, el jefe posee una visión especial y un sabiduría profunda de las que sus empleados carecen, y sería inútil compartir con ellos conocimientos que no están capacitados para comprender, como el funcionamiento de la impresora o el número de sellos que una solicitud de papelería debe ostentar.

Continúa | Mandamientos 7 y 8

 

  • Pingback: Decálogo del Jefe Talibán (II) | Jefes | BlogOficinas.com