Empresas

Decálogo del Jefe Talibán (II)

Cartoon imam

3. Las ideas son patrimonio del jefe
A los empleados no se les paga por pensar. Ese atributo corresponde al jefe, y sus ideas siempre son buenas, pues tiene (desde su posición en la cima) una visión global de los problemas y necesidades de la empresa. Si algún subdi… perdón: si algún empleado tiene una idea, se trata sólo del exabrupto de alguien que aún no entiende el orden jerárquico, y archivará si más comentario que un manto de piedad.

Si el empleado persiste en lo buena que es su día, y el ahorro de tiempo y dinero que podría significar para la empresa… entonces hay que etiquetar a ese miembro de la familia empresarial como una amenaza.

4. El temor a Dios es el mejor incentivo
Nada como una llamada de atención para devolver a todos a su lugar. Si la disciplina se relaja, si los empleados se toman demasiadas confianzas, si su trabajo amenaza la posición del jefe, bueno, pues a esperar alguna incidente (que se beban la última taza de café o que la lengüeta del sobre no esté perfectamente doblada), y a ponerlos a parir.

El Universo recobrará su sentido entonces.

Continúa | Mandamientos 5 y 6

 

  • Pingback: Decálogo del Jefe Talibán | Jefes | BlogOficinas.com