EconomíaVivienda

Cumpleaños no tan feliz para el desahucio exprés (I)

Protest against cuts in public health

Un año después de que se anunciara con bombos y platillos la reforma del marco legal de los alquileres, donde se acortaban los plazos para poder desahuciar a los inquilinos que no pagan las rentas, las cosas no han cambiado casi nada.

Y esto ocurre conjuntamente con la baja de la concesión de hipotecas. Si bien la gente tiende a alquilar más que antes, hay una demanda mayor y una oferta también creciente, el tiempo de espera para alquilar un piso es cada vez mayor.

La razón para ellos, cuando debería ser todo lo contrario, es que los propietarios se sienten sumamente inseguros a la hora de alquilar. El miedo a que el inquilino resulte mal pagador es el mismo de siempre (o peor, dada la situación económica), lo que hace que el proceso de selección del inquilino ideal, sea muy largo.

El punto es ver que ocurrió con la ley, lo que veremos en un post siguiente.