Finanzas

Cuidados con los créditos rápidos

¿Qué hay detrás de las entidades financieras que ofrecen préstamos rápidos sin grandes explicaciones? La banca española que ha encontrado una fachada legal pero leonina para cobrar intereses hasta del 24% TAE aprovechando la urgencia de muchos clientes que no pueden esperar más para resolver sus dilemas financieros. A este respecto, ninguna precaución está de más

¿Qué hay que observar al momento de pedir un crédito rápido?

Los intereses: existen créditos rápidos a tasas razonables del 12% TAE. Nunca hay que aceptar un interés superior.

Claridad en las condiciones: conviene asesorarse en cuanto al contrato, y verificar que todas las condiciones del crédito sean claras. Los plazos de amortización, la cantidad a pagar mensualmente en concepto de capital e intereses, las penalizaciones y, sobre todo, las comisiones y gastos asociados, así como los seguros a los que se nos obliga a contratar junto con el préstamo

Capacidad de endeudamiento: aunque la entidad nos elija como clientes viables, y aunque el dinero nos sea urgente, es recomendable tomarse unos días para pensar sobre la propia capacidad de endeudamiento. Si se puede hacer frente al monto de las mensualidades o pasado un tiempo caeremos en la morosidad. Cualquier rezago en la entrega de las cuotas significa costos y riesgos legales