Finanzas

Cuidado con las rebajas

Depositphotos_3120657_m

Dejarse llevar por la compulsión consumista que producen las rebajas tarjeta en mano es uno de los peores atentados contra el bolsillo.

La idea de las rebajas como este paseo en donde comprar es la fiesta es una visión equivocada, que nos puede llevar a gastar más de lo que tenemos en bienes que no necesitamos.

Las rebajas se basan, esencialmente, en el hecho de que almacenes y tiendas necesitan renovar su stock, y ofrecen con precios ventajosas diversa mercancía. Por antonomasia, las rebajas se centran en la ropa.

¿Necesitamos tanta ropa, electrodomésticos, dispositivos, complementos…? La verdad es que no, ni siquiera por los precios a los que se ofrecen.

Es vital que al salir de compras en esta época de rebajas vayamos a las tiendas con dos listas: una de lo que deseamos comprar, y una segunda con el prespuesto del que podemos disponer. Esa mínima planeación va a evitarnos numerosos dolores de cabeza.