Euríbor

Si el euro se va: cuentas en el extranjero

Si el euro se va cuentas en el extranjero

Cada vez se maneja como una posibilidad más cercana que el euro se vaya: que Grecia salga del euro, que Europa abandone al euro con ello, y que cada economía regrese a sus monedas de antaño. En España ya se ha visto un lento y minoritario pero visible retiro de fondos de la banca para moverlos hacia los más estables bancos alemanes, de modo que los ahorros no pierdan rentabilidad.

Ante la cercana posibilidad de un regreso de la peseta: ¿Cuáles son las medidas a tomar para no verse afectado?

¿Qué es lo que hay que temer? De salir Grecia del euro, y venirse abajo la zona común, el regreso a las monedas locales generaría una sobreoferta de cada una de las divisas, y su devaluación (según los analistas más extremos). Hay quien sugiere que esto ocasionaría una salida masiva de fondos bancarios, con ahorradores que irían en pos de los bancos alemanes. Para protegerse, el Gobierno español podría imponer un corralito para limitar el flujo de efectivo.

¿Qué es lo que se puede hacer?

Tomar precauciones. Lo primero es (en efecto) abrir una cuenta en el extranjero, algo que se facilita con la existencia de Internet. Conviene abrir cuentas en las economías más sólidas (Alemania y Francia), y mantenerlas ahí por si acaso… Si se quiere hacer en Suiza, hay que usar un banco que tenga acuerdo con aquel país, y permita el envío de la documentación certificada ára hacerlo.

Este cuenta debe ser auditada por el Banco de España a través del modelo DD1.

En este aspecto, bancos extranjeros online como Openbank son una gran alternativa: permiten hacer transferencias gratuitas entre una cuenta española y otra establecida en el extranjero.