Empresas

Cuba apuesta por la pequeña empresa

owner of a small business store showing her tasty cakes

Las cosas cambian en Cuba a la velocidad del libre mercado. Y si las filtraciones de Wikileaks nos acaban de revelar que Fidel Castro padece un cáncer terminal desde el 2007, su sangría definitiva ocurre ahora, cuando el antiguo régimen se ha doblegado. No ante los delirios de Miami ni al bloqueo, sino ante la competencia y la libre empresa.

Raúl Castro anunció el día de hoy que Cuba, último baluarte del comunismo, avanza en su impulso a las pymes y al autoempleo. Sus estimaciones señalan que en los próximos años, habría 2,5 trabajadores fuera del sistema estatal.

Castro, presidente cubano, invitó a “evitar estigmas y prejuicios contra ese sector, que ahora vuelve a crecer, al amparo de la reforma económica en curso” en un discurso ante su parlamente el sábado pasado.

La empresa privada cubana fue eliminada de la faz de la isla tras la ofensiva revolucionaria de 1968, fuera de una parte del sector agrícola privado y del transporte.

Aunque tras la caída de Rusia, durante los años 90, el  trabajo por cuenta propia (TCP) fungió como una parte esencial de la recuperación económica, una vez que las finanzas públicas se vieron equilibradas, el régimen congeló las licencias. Algo innecesario, pues la carencia de insumos terminó con la iniciativa privada.

Fuente | La Jornada