Finanzas

¿Cuántos tipos de avales existen?

Cuando un banco o una financiera estudian la concesión de un préstamos, exigen garantías. La más importante de ellas es el aval. Un aval es quien, en el caso de que el prestatario no puede hacer frente a su deuda, devolverá el capital y los intereses.

Existen dos tipos de avales.

El aval en sí mismo, exigido por las instituciones que conceden el crédito, y que se hará cargo ante ellas de las obligaciones del beneficiario del préstamo

El aval como producto, ofrecido por bancos y financieras. En esta modalidad, no se concede un préstamo, sino que a cambio de una comisión se recibe un aval para contratar un préstamo por un tercero. Puede ser un aval técnico, solicitado para participar en concursos, ejecuciones de obra o contratos de suministro con organismos públicos. O bien un aval económico, en donde el banco o la financiera responden ante los incumplimientos de su cliente en transacciones comerciales (aval comercial) o en préstamos y créditos (aval financiero).

Los bancos registran los avales de cada préstamo en documentos legales.

El aval se contrae por un tiempo y un monto determinado, y puede ser retirado antes del termino del contrato con la devolución de los documentos que registran y amparan la obligación.
Fuente | Todo Productos Financieros

Imagen | Sabiduría en Finanzas

  • Iván

    Buenas a todos, a ver si alguien puede resolverme una duda:
    El banco, para concederme una hipoteca me ha pedido un aval. En mi caso será mi padre.
    El problema es que él va a pedir una ampliación de su hipoteca para quedarse con algo de dinero y hacerme algún regalo para la boda.
    ¿Hasta que punto le perjudica ser avalista mio para que le concedan a él la ampliación de la hipoteca?. El caso es que, con todo preparado, no se atreve a firmar mi hipoteca hasta que le concedan la ampliación de la suya.
    Muchas gracias por la ayuda.

    • Oscarluv

      van:

      Tu padre no toma recaudos sin razón, y hoy en día ninguna precaución está de más, especialmente cuando se firma contrato con un banco.

      El convertirNOS en aval es uno de los contados ejercicios de generosidad que nos permite el crédito: a través de esta figura, otra persona se compromete a pagar tu deuda si no la puedes pagar. Podrás decir que no es tu situación, pero eso pensaban dos millones de familias que contrataron sus hipotecas entre 2003 y 2006 y ahora pagan el doble del monto de la mensualidad que pagaban originalmente. Hoy en día el porcentaje de morosidad se ha triplicado: más 100.00 familias no pueden afrontar el pago de sus hipotecas. Y el banco recurre a sus avales para recuperar el préstamo.

      Estas cifras son tomadas por el banco como factores de riesgo. Ser aval es algo que, a los ojos de las instituciones financieras, lesiona la capacidad de pago del cliente. En el caso de tu padre, el banco podría pensar que al ser tu aval, tiene una doble deuda, y hay un doble de posibilidades de que su préstamos se convierta en impago, ya sea de su parte, o de la tuya, si caes en una ejecución hipotecaria.

      El gesto de convertirse en un aval no es una cuestión de amor, sino de dinero: es mejor que esperes a que tu padre reciba la ampliación de su hipoteca, y entonces te firme como aval. O puedes correr el riesgo de que él se quede sin la renegociación (o la obtenga con intereses y primas más altas).

      Esperamos haberte sido de utilidad.

      Blogcréditos

  • Pingback: El riesgo de ser avalista | Créditos Bancarios | BlogCreditos.com

  • MONICA

    Mi pareja, que es peluquero,quiere quedarse un traspaso de una peluqueria donde actualmente esta trabajando, el problema esque por el traspaso le piden 38000 €, pero el prestamo hipotecario que pide es de 45.000 para apaliar los gasto derivados tanto del traspaso como de la firma de la hipoteca y quedarse con un remanente para improvistos, esta peluqueria actualmente cifra mensualmente unos 4000 € mensuales, por lo que me comenta mi pareja, asique a recurrido a su madre para que lo avale con su propio piso, que atualmente esta libre de cargos, es decir, que la hipoteca inicial esta pagada hace tiempo, pero el bano le pide otro aval mas joven ya alegan que su madre es muy mayor, me preguntó que si yo le avalaría, pero mi respuesta fue que no, ya que si las cosas fueran mal al menos tendríamos un salario fuera de cualquier problema o si en caso contrario, diera beneficios suficientes y queremos pedir futuros prestamos al menos yo podria acceder a ellos ya que sobre mi no recairia ningun aval. El problema esque ya no tiene a quien recurrir para pedir un segundo aval, y sino lo consige ,el banco no se lo concerá, hay alguna otra manera de consegir otro aval en el que no haga falta recurrir a terceras personas, talvez, algun tipo de ayuda, subvención…

  • Edurandiko

    Estamos negociando la compra de una casa , el dueño nos pide una entrega inicial de 200000€ con un tiempo de escriturado de 1 año. Nosotros le hemos pedido un aval para esa cantidad entregada, a lo cual se niega razonando que si pide un aval tendrá que inmovilizar ese dinero. ¿ Que tipo de aval tendríamos que pedir.? ¿ Esta obligado a darnoslo?