Vivienda

Cuánto hay que mostrar un piso en venta

Dining Room Interior

No todo es lo que parece y eso hay que tenerlo muy claro. Quien puede parecer un comprador ideal puede no serlo y quien nos puede parecer un simple curioso que jamás tendría un euro para concretar una compra, es el seguro comprador. El tema es que es muy difícil determinar quien en realidad nos esta haciendo perder el tiempo y quien vale la pena dedicarle horas si es necesario.

Es el tan conversado tema de hacer un buen filtro de las visitas de un piso o casa en venta. Y muchas veces no se trata solo de un tema de perdida de tiempo, sino que puede ser algo de seguridad. No será ni la primera ni la última vez que un aparente comprador sea un simple ladrón. Los vendedores con experiencia suelen tener una muy buena intuición como para hacer ese filtro. Cuando el que vende es el propietario este aspecto es algo más complicado.

Si nosotros mismos estamos vendiendo el piso sin inmobiliaria, pues intentemos suplir la inexperiencia con sentido común al menos. No solo es cuestión de fijarse en el aspecto, sino que el tipo de información que nos requieren previamente, el vocabulario, etc., nos puede orientar a catalogar de forma más prudente.

El piso no hay que mostrarlo a cientos de personas ni hay que restringir completamente el ingreso. El piso hay que mostrarlo las veces que sea necesario y nada más. No es cosa de batir récords, ni de ser especialmente selectivo.

Hacerlo con un profesional es más fácil, claro.