Vivienda

Cuánto falta para que comprar sea buena idea

buy

Hay algo que tenemos que tener siempre claro, no solo en el negocio inmobiliario, sino que se aplica para casi cualquier negocio. Aún en las condiciones más adversas pueden hacerse buenos, muy buenos o excelentes negocios. Claro, cuanto más adversas son esas condiciones menos probable es que podemos lograr algo bueno, muy bueno o excelente. Simplemente eso, no es imposible, es menos probable.

Las condiciones actuales de los negocios inmobiliarios en España son especialmente adversas. Los precios siguen estando muy por encima de lo que deberían, la caída de los mismos no se ha dado ni con la velocidad ni con la intensidad que debió darse, por lo que vivimos en unas condiciones algo ficticias en cuanto a precios.

Decimos ficticias, ya que tenemos un enorme stock inmobiliario, buena parte del cual esta en manos de las entidades financieras  y el paso limitante para hacer una compra es el financiamiento. Si el banco no presta, no se hace el negocio. En otra palabra, tienen la sartén por el mango y el mango también.

Pero por más sartén y más mango que tengan la realidad es la realidad. Tenían la sartén con mango y todo y la burbuja les explotó en la cara, por ser gráficos. No asumir las pérdidas, esperar que los gobiernos las asuman, no hace otra cosa que diferir algo que ocurrirá seguro: los precios van a bajar.

Pero la pregunta del título, sobre cuánto falta para que comprar sea una buena idea, no tiene una respuesta exacta. Seguramente años, pero con muchos y muy buenos negocios en medio de ese tiempo.