Vivienda

¿Cuántas viviendas se necesitan?

Si repasamos lo publicado en los últimos meses en nuestro país, el déficit real de viviendas parece ser muy variable, de acuerdo a quién lo calcule. Porque si se consideran las propiedades que están en venta y no se venden, más las que están ociosas, ya que los propietarios pretenden conservarlas pero no quieren alquilarlas; no es muy probable que falten muchas viviendas en nuestro país. Y con el ritmo de crecimiento poblacional que tenemos (bastante bajo) tampoco es probable que eso ocurra en los próximos años, al menos no en forma muy dramática.

El diario El mundo publica un artículo sobre el tema de la cantidad de viviendas en stock (1 millón de viviendas nuevas y otro tanto usadas), a las que les suman las que el gobierno construirá hasta 2012 (VPO), lo que totaliza 2, 6 millones de viviendas. Se preguntan si son necesarias esas 600 mil que se construirán teniendo un stock tan amplio. Las respuestas dependen de a quién se pregunte, por supuesto. Cada sector defiende sus intereses, lo que es muy válido.

El problema no es cuantitativo. En número de viviendas ya construidas parece bastante adecuado para la población actual, y con el ritmo de crecimiento tan lento que tenemos en ese sentido, no será un problema en los próximos años.

Pero no podemos dejar de ver el problema cualitativo. El sector de población que puede acceder a una VPO, no puede hacerlo con una vivienda libre.

El planteo de pasar viviendas libres a VPO, parece razonable. Lo que da algunas dudas es la forma de instrumentación. Pero de poder hacerlo de un modo equilibrado y claro, con procedimientos transparentes, un buen número de viviendas libres podrían disminuir el stock tan abultado que tenemos en este momento, y satisfacer la demanda de VPO. Esto podría significar no aumentar de un modo tan dramático el número de viviendas, al menos en un interesante porcentaje de las previsiones.

Imagen: hoy.es