Vivienda

Cuando queremos comprar un piso para un hijo

Buying a flat

Todos los padres queremos dar a nuestros hijos la mejor vida posible. Lo más importante que debemos dejarles es una excelente educación, en todos los sentidos de la palabra, para que todo lo demás que tenga luego en la vida, sea bien aprovechado. Pero puede ser que nuestro caso sea el que queremos dar a un hijo un bien inmueble, para asegurar ese aspecto de su vida. Es algo válido y está muy bien, el punto es ver cual es la mejor forma de hacerlo.

La forma tradicional y normal, por decirlo de algún modo, sería mediante una donación. El problema con esto es que hacienda quiere su parte, la va a pedir. Es cierto que en algunas comunidades hay reducciones muy significativas en la base imponible sobre sucesiones y donaciones, pero no es así en toda España.

Si queremos hacer las cosas bien, siempre ajustados a derecho, hay una forma ideal. Se hace un contrato privado entre ambas partes (padres e hijo beneficiario) donde consta que se presta el dinero para la compra de ese bien, con todos lo detalles del caso. Por supuesto de nombre, monto, plazo  y destacando que es sin intereses. Este documento se presenta en la oficina de liquidación de impuesto de la comunidad autónoma. Al ser un préstamo de padre o madre a hijo sin intereses y no una donación, no hay impuestos que pagar por el mismo.

Consultad siempre a un notario de confianza, quien se encargará de seguir todos estos pasos, que por supuesto se ajustan a derecho.