Vivienda

Cuando compramos una vivienda de segunda mano

Depositphotos_6229647_mMuchas veces cuando escribimos un post sobre la compra de un bien inmueble, con la situación que estamos viviendo, nos da la sensación de que estamos pensando para un número muy restringido de personas. Esa es la realidad, triste pero real. Sin embargo hay dos cosas a tener en cuenta, si bien son pocos los que compran, existen  y por otra parte la crisis no va a durar toda la vida. Será muy larga, mucho más de lo esperado, pero un día se irá. Pensando en esas situaciones es que escribimos este post.

Cuando vemos un piso o casa para comprar que requiere de reparaciones puede ser que estas sean muy caras y que al final, no le sumen valor al bien, sino que simplemente lo coloquen en el valor real, dando por obvio que estamos comprando barato justamente por eso.

O sea, compramos un 10 % por debajo del valor real, pero ese dinero se irá en reparaciones. Puede ser conveniente en el sentido de dejar el piso o casa a nuestro gusto, pero desde le punto de vista económico es indiferente. No hemos hecho un gran negocio ni uno malo. La ventaja es saber exactamente el estado real del bien (ya que los hemos renovado) y que las terminaciones son de nuestro gusto.

Pero hay otro tipo de situaciones que se nos pueden plantear, como ser que el bien se encuentre recientemente refaccionado, o para refaccionar pero en situaciones diversas. En un post siguiente desarrollaremos estas hipótesis.