Empresas

Crisis en Panrico

Panrico

Si hay una empresa que a acompañado a las familias españolas desde hace años, esa es Panrico. La empresa de pan de molde y bollería industrial es una de las más importantes del país, y también una de las más conocidas.

En los últimos años, en parte debido a la crisis, en parte debido al aumento del consumo de marcas blancas, Panrico ha visto como cada vez eran menos las familias las que elegían sus productos y, esa continua pérdida de clientes, se ha notado en las ganancias de la empresa.

Despidos y reducción de salarios

Panrico España se ha quedado sin dinero, o eso es  lo que afirman los directivos de la marca, que en los últimos días ya habían anunciado que muy pronto tendrían que empezar a recortar salarios y/o a reducir su plantilla. Al final, la medidas tomadas han sido ambas.

Por un lado, Panrico España y todas sus marcas (Donuts, La bella Easo, …) se han visto obligados a despedir a, practicamente, el 50% de la plantilla de trabajadores, o lo que es lo mismo a 1.914 de sus casi 4.000 trabajadores. Entre los despedidos, se encuentran trabajadores de todos los sectores de la empresa, desde trabajadores de fábrica, hasta altos cargos. La propuesta de la patronal para cada uno de estos trabajadores es una indemnización de 20 días por año trabajado, con un máximo de 12 meses.

No mucho mejor les irá, sin embargo a los 2.000 trabajadores que conservan el trabajo, y es que la empresa se repostería ya ha anunciado que estos sufrirán un recorte en sus salarios, que puede ir desde el 35% hasta alcanzar el 45%.

Posible concurso de acreedores

El sindicato de trabajadores no ha aceptado las condiciones para el despido y ha afirmado por mejorarlas para que resulten más beneficiosas para todas. De cumplir lo prometido, Panrico tendría que ceder, ya que si las negociaciones se extienden más allá del 30 de septiembre, la empresa podría entrar en un concurso de acreedores.

  • comedorDeDonuts

    No es por la crisis, los donuts de la competencia están mucho mas ricos y son mas baratos. Igual le pasa al resto de productos, la calidad brilla por su ausencia. Desde hace bastante he dejado de comprar por ejemplo el pan de molde porque está bastante malo.

    Hay muchas grandes marcas que han dejado de hacer buenos productos y culpan a la crisis por el bajo consumo cuando deben mirar porque nadie compra ya sus productos.