Finanzas

Crisis en Estados Unidos crea una nueva generación de homeless

Homeless sleeping on a bench

El efecto de la crisis hipotecaria y financiera, que ya cumple un año en agosto, ha pasado factura a las familias jóvenes de Estados Unidos, y los centros de atención a los sin techo (homeless) de las principales ciudades reciben a personas que ya no reflejan el estereotipo de quienes atraviesan por esta condición. Ya no se trata de hombres solteros, adictos o parados de larga duración.

 

El 10% de las personas que han engrosado el número de las masas que viven en la calle ahora son familias: hombres y mujeres en sus veintes, con buenos empleos, y niños en edad escolar, que sencillamente no pudieron seguir pagando sus hipotecas. El 81% de los nuevos homeless son mujeres de 25 años con hijos menores de cinco.

Un informe del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de los Estados Unidos (que no profundiza sobre las causas de este adesastre) añade que si bien el aumento promedio de personas sin techo es de un 10%, hay zonas donde este incremento llega a más del 56% en el último año.

El gobierno de Barck Obama destinará 1.5 mil millones de dólares en los próximos tres años para combatir la crisis residencial.