Empresas

La crisis obliga a cerrar 50.000 bares

bar

Hace no demasiado años, tener un bar era una de las actividades financieras más importantes de España. De hecho, en algunas localidades, era difícil encontrar una calle en la que no hubiera un negocio de restauración o un bar.

La crisis ha obligado a echar el cierre definitivo a muchos negocios que han visto imposible hacer frente a los crecientes pagos, con los cada vez menos ingresos. Los bares se encuentran entre los negocios que más aumento de tasas e impuestos se han visto obligados a pagar.

50.000 bares cierran desde 2008

El aumento de los impuestos sobre alcohol y tabaco, la subida del IVA, y el incremento del precio de las licencias por terraza, unido a un descenso generalizado en el precio de consumición por cliente, así como en el número de los mismos, ha hecho que el sector de la restauración haya visto disminuidos sus ingresos.

Según la Asociación de Hostelería, en los últimos años, unos 50.000 negocios del sector, la mayor parte pequeñas empresas, se han visto obligados a cerrar. A ellos se añaden otros 5.000 negocios del sector de la noche.

El sector de la hostelería y la restauración es clave para los datos de empleo, ya que supone algo más de un millón de puestos de trabajo fijos, más los trabajos temporales relacionados con vacaciones, puentes o fechas señaladas.

Ajustar precios y diversificar

La recuperación del sector parece complicada, a menos a medio plazo, pero los negocios que aun se mantienen en activo, unos 300.000 repartidos por toda la geografía nacional, han debido reorientar su negocio ofreciendo precios más competitivos.