EuríborVivienda

Créditos más flexibles buscan potenciar el mercado inmobiliario

En diversas ocasiones hemos mencionado el elevado stock de viviendas que arrastran las entidades financieras en nuestro país. El peligro a que la cartera de inmuebles embargados se engorde durante 2011 – tal y como han previsto algunas entidades – ha hecho que los bancos ofrezcan hipotecas con condiciones más flexibles – aunque también más estrictas – a los clientes. Así, ya son algunas las entidades que ofrecen financiación a 35 y 40 años, además de la posibilidad de aplicar un periodo de carencia de 24 o 36 meses. En la mayoría de estos casos, estas condiciones sólo se aplican para la concesión de hipotecas para pisos que el banco tiene el stock.

No sólo es una época difícil para la compraventa de viviendas por los aún elevados precios del mercado – y es que se estima que de media, los pisos tienen que experimentar rebajas del 30% – o por la pérdida de poder adquisitivo de las familias ante el encarecimiento de alimentos, luz o carburante. El paro y la subida constante del Euribor, que hoy marca un repunte de 10 milésimas situando su nivel más alto desde mayo de 2009, son los principales enemigos de aquellos que buscan contratar una hipoteca.